TODOS CABEIS

http://youtu.be/W4eDNCYmLHY

PLAZA DE MARAGALL

HACIA LAUJAR

Cuadro "Ternura"

Un grupo cultural de Cornellá visitábamos el estudio del pintor Rafael de la Rosa, que acababa de darle las últimas pinceladas. Levantó el paño que lo cubría y nos quedamos admirados. Nos dijo cómo lo iba a titular, pero no hacía falta.

ABADIA DE SAINT MICHEL

CIUDAD GRIS

REFUGIO

CAMPANAS DEL RELOJ

;">

POETA Y PESCADOR

Poeta toda su vida, pescador un tercio de ella. Tiene amarrada su barca en una playa mediterránea y cuando sestea a su sombra, convierte en versos sus sueños.

T I B I D A B O

Vieja dama

SUS MANOS

Las tenía en reposo, exangües y encogidas, esas manos que habían dado contextura a mi entorno y a mi propia vida.

EN LA CAMARGA

EN CALA MONTGÓ

Nuestra ribera mediterránea tiene bellos rincones en los que el sol y el mar se acurrucan serenos en el lecho de su arena mullida. Uno de estos ángulos tranquilos se llama Cala Montgó.

MERCADO DE SAN ANTONIO

Libros, miles de libros; un torrente de luz capaz de iluminar todas nuestras sombras.

EN GRANADA

O T O Ñ O

J A M Á S

HORA DE PAZ

RAYO DE LUZ

G O R R I O N

T R A B A J O

EN RONDA

PLAYA DE CABO DE GATA

sábado, 21 de septiembre de 2013

Vieja Dama


 Vuelvo a Lisboa. Sé que se ha remozado, como rejuvenecido, pero no es esa aparente juventud la que me ha cautivado. Los que le dan ese porte señorial, ese sello de aristocracia urbana son sus antiguos monumentos, su aire decimonónico subiendo del estuario hacia arriba por la Avenida de la Libertade.


 Y lo que tiene perfume de verso de Pessoa es el hálito que sale de alguna pequeña puerta abierta con su gentes ante ella, cuando subimos a pie por las calles de vocación vertical camino del Castillo de San Jorge. Es la misma vocación de las calles de mi Trinitat Nova aunque aquí transitamos de prisa.


 Estas gentes no nos conocen, pero nos saludan, no nos preguntan, pero saben de dónde somos. Y nosotros no les preguntamos cómo están, pero no hace falta: están bien y en calma, no en tránsito. Nos lo dice la tonada que nos llega desde el interior de una casa desvencijada: es un fado que parece triste pero no le es, desgrana simplemente los sinsabores de un amor perdido.



 José Bretones Salinas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada